¡REVO

LUCIÓN,

MEXI

CANA!

Interdisciplina

2020

Proyecto artístico interdisciplinario que parte de la deconstrucción de emblemas nacionales para la creación de los símbolos de una hipotética segunda revolución feminista en México. Transita de la acción individual a la colectiva, con piezas intermediales creadas para ser reinsertadas en el espacio público y virtual. 

 Bandera de la Revolución, Mexicana

 

El primer paso fue crear la bandera de la Revolución, Mexicana. El estandarte tricolor es una deconstrucción simbólica de la bandera de México; los colores verde y rojo fueron reemplazados por un verde asociado a la libertad, morado por la equidad y blanco por la paz. 

 

Portación simbólica 

 

Se han llevado a cabo tres portaciones simbólicas en Ciudad de México: 1) atardecer del día 7 de marzo en el primer frente del Monumento a la Revolución; 2) durante la marcha feminista del 8M; 3) segundo frente del citado monumento, al amanecer del 9M, día del paro nacional un día sin nosotras. Las acciones cobraron visibilidad y fueron compartidas en redes sociales por mujeres que empatizaron con el símbolo creado. 

Inusitadamente decenas de mujeres me han compartido su registro, empatizando con el simbolismo buscado, viéndose representadas por una bandera que las incluye. La pieza ya es de todas; la bandera proponía serlo de origen. 

Alerta contra la violencia #EnvíaUnSticker 

 

Como parte de las acciones del proyecto se desarrollan herramientas buscando coadyuvar a los esfuerzos de colectivas, asociaciones civiles e instituciones, para la erradicación de la violencia de género. Por ello, y a razón del alza en la violencia doméstica tras el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia y las medidas de aislamiento social por COVID-19, fue creado un código de stickers de WhatsApp. Un sistema de alerta para que las mujeres puedan enviar un sticker a su contacto de confianza, en caso de saberse en peligro. 

 

El código fue diseñado considerando la forma en la cual escala la violencia, tomando como referencia el violentómetro (desarrollado por el IPN) y con el apoyo de la psicoterapeuta Dra. Nalleli Cedillo. A cada sticker corresponde una indicación o petición para que el contacto a quien se haga llegar actúe, v. g.: llámame, ven a casa, etc. 

 

La difusión de la estrategia se ha hecho a través de redes sociales y de manera directa por WhatsApp, buscando crear círculos de apoyo entre mujeres, limitando el acceso a audiencia masculina, para evitar poner en riesgo a quienes descarguen el material en sus dispositivos.