LOST IN TRANSLATION

Instalación con elementos sonorovisuales.

2013 - 2014

La percepción sonora del ordenador, del aparato inteligente, es retada, al serle dictada repetidamente la frase "La vida es un constante largo error", a velocidad y distancia natural en una conversación entre dos personas. Se obtienen frases alteradas, con diferencias sustanciales que modifican el significado original de la frase, al tiempo que el procesador de texto traduce el sonido dictado en caracteres digitales.

 

Como segundo proceso, el texto interpretado por la máquina es traducido con la herramienta en línea de Google, generando diversas sonoridades, por la variedad de acentos y entonaciones, propia de la voz computarizada, que ha sido programada para "hablar", cuando se le da la indicación de que lea en voz alta. Los audios son reproducidos aleatoriamente. El resultado: una multiplicidad de grafías sonoras, perdidas y encontradas en la traducción.